Tuesday the 23rd - FEMUPROCAN - Hostgator Coupon

Dionisia LoaisigaUn sueño logrado, a través del esfuerzo y entusiasmo

La productora Dionisia Loaisiga es de la cooperativa María Venancia del Tuma La Dalia, Rancho Grande, de cómo ha sido su vida desde que se integró a FEMUPROCAN, y como ha ido cambiando con el esfuerzo que ha hecho durante todos estos años.

Desde 1986, ha trabajado en conjunto con mujeres emprendedoras que con esfuerzo y esmero han podido salir adelante a pesar de obstáculos, nunca ha dejado atrás sus sueños de poder tener un sustento para su familia, desde los 17 años ella se organizó en brigadas, y al formar la cooperativa solo eran 5 mujeres y ella es una de las pocas mujeres que ha perseverado en las cooperativas y sigue esforzándose por tener una mejor vida.

Con entusiasmo y voluntad Dionisia Loaisiga se organizó con 10 mujeres formando la cooperativa María Venancia siendo una de las cooperativas que más tarde formaría FEMUPROCAN, luego se unieron más mujeres y formaron la junta directiva, siendo ella la primera presidenta de esa cooperativa, al estar embarazada de su primer hijo el marido la dejo y paso 11 años sola y se dedicó al trabajo de la tierra y gracias al entusiasmo de sacar adelante a su hijo se esforzó y hoy en día ha valido su esfuerzo.

También habló acerca de su mula llamada “La Golondrina” que para ella es parte de su familia, la cuida, la baña para que se mantenga limpia y siempre la está revisando por cualquier enfermedad. Este estímulo de parte de FEMUPROCAN de darle una mula, ha sido para Dionisia un beneficio muy importante porque le ayuda para hacer los mandados y trasladar sus productos ya que recorre cantidad de kilómetros para poder llevar el alimento a su casa.

“Primero hay que creer, para hacer creer a las demás mujeres, de que si se puede salir adelante."

La productora Saida Coronado es presidenta de la cooperativa "Bello Amanecer" ubicada en Managua en el municipio de San Francisco Libre en la comunidad Santa Rosa. Ella es una mujer que por el transcurso de los años ha ido poco a poco luchando por obtener y alcanzar sus sueños de salir adelante.Saida Coronado

Saida Coronado empezó a organizarse desde 1996, una lucha que no ha sido fácil, pero tampoco imposible cuando hay mujeres con iniciativa y con ganas de luchar y salir adelante para poder sustentar a su familia y hacer la diferencia, de que así como los hombres, ellas también pueden ser mujeres productoras que ayuden a la economía de nuestro país. Antes de conocer a FEMUPROCAN ella tenía un colectivo con otras mujeres que trabajaban en la producción de granos básicos, y luego pasaron a organizarse en cooperativas pero todo fue un proceso muy duro, para llegar a lo que hoy en día tiene.

IMG 5203Adilia del Socorro Vega Vega necesitó un momento de contemplación cuando le preguntó a ella sobre cuáles son los cambios que han sucedido desde el inicio de su trabajo con FEMUPROCAN. No es porque no habían cambios en esos años, sino que habían sido tantos que Adilia tiene que tomar el tiempo de pensar cómo debería empezar.

Las letrinas, por ejemplo. Cuando la cooperativa Mujeres Productoras de Rio Blanco, Nicaragua, nació en 1993, nadie de las socias tuvo letrinas en las casas. Ahora, hay 60 miembras y todas los tienen. En esa época no existía un entendimiento sobre cómo utilizar la tierra para mejorar la economía de la familia, ni viviendas dignas, ni el sentido entre las mujeres que ellas fuesen gente con poder que juntos puedan cambiar el mundo.

“Ahora, preparamos nuestros hijos y nosotras propias también para educación. Ocupamos cargos al nivel de municipalidad, y participamos en proyectos de desarrollo en el municipio,” dice Adilia, la presidenta de la cooperativa y una de las fundadoras de FEMUPROCAN (Federación Agropecuaria de Cooperativas de Mujeres Productoras del Campo de Nicaragua). “No hay miedo nada más para hablar en público y compartir nuestras opiniones. A veces hablamos mal, a veces hablamos bien, pero por lo menos, hablamos.”

concepcion2

Con más de 10 años de ser afiliada a FEMUPROCAN y se organizó porque le daba envidia de la buena cuando miraba al resto de mujeres organizadas, le costó romper con el machismo de su esposo para que la dejara organizarse pero al tiempo lo logro y al fin se organizó primeramente en los colectivos de mujeres, después en cooperativa.

Piensa que su vida diarias ha mejorado mucho porque su vida de antes de ser organizada era muy difícil no tenía conocimientos ni sabía defenderse como mujer mucho menos conocer sus derechos. Hoy que se organizada tiene mejores oportunidades es más reconocida como mujer productora su trabajo es compartido con su familia y de los ingresos se benefician todo, hay dialogo entre pareja e hijos algo que lo he logrado por la organización.

Femulogo

FEMUPROCAN

 Promovemos el empoderamiento integral de las mujeres productoras del campo, organizadas en cooperativas, a fin de lograr su plena participación en el desarrollo

 

abajo 1000 673